28 noviembre 2011

Consejos prácticos para amueblar tu nueva casa

Uno de los temas más importantes a la hora de mudarte un nuevo hogar es sin duda la decoración, sobre todo en cuanto se refiere a los muebles. Una vez has pintado ya tu casa y sabes la distribución que tendrá todo es necesario tener claro dónde quieres colocar cada mueble, por eso mismo en Ganga.es queremos ayudarte en esta aparente complicada tarea y ponértelo fácil con unos prácticos consejos a la hora de amueblar los diferentes espacios.

No tengas prisa. Debes tener claro que no es imprescindible amueblarlo todo desde el día que decides que tu casa ya es habitable y te instalas en ella. Ten paciencia con lo justo y necesario y ya irás llenándolo poco a poco de muebles y que te vayan convenciendo. De esta manera te darás tiempo a ver qué piezas necesitas verdaderamente.

Invierte más en lo más necesario. Intenta encontrar buena calidad en aquellos muebles que más vayas a utilizar, esto quiere decir los más imprescindibles como el sofá, la mesa del salón o tu cama. En ellos te va la comodidad que te ofrecerá tu nuevo hogar, donde necesitas hacerlos tuyos y no encontrarles fallos ni defectos. Una cama que no sea buena, por ejemplo, puede acarrearte muchos problemas de salud, así que ya no estamos hablando de aspectos únicamente referidos a decoración o estilo.

Busca muebles de segunda mano. De tus amigos, de los que otra gente deja en las calles los días de recogida de muebles o de los ofertados por ejemplo en Ganga.es. Que ya hayan sido utilizados no significa menor calidad, muchas veces puedes encontrar piezas realmente impresionantes tanto estéticamente como en buen estado a precios muy económicos o incluso gratis. Tienen la ventaja de que puedes considerarlos temporalmente con lo que no preocuparte mucho o restaurarlos y dejarlos como nuevos. ¡Y eso que te ahorras!

Ten claro las medidas de tu casa. Tanto vayas a comprar expresamente como que un día paseando encuentres la pieza ideal que te falta para un rincón especial de tu casa. Debes saber exactamente qué mide todo y dónde puedes colocarlo, que luego no te arrepientes por un centímetro.

Resumiendo, ten paciencia cuando empiezas amueblando tu casa, no vayas a terminar llenándola de trastos.  Comienza con lo más importante y sigue por ampliar en temas de decoración y necesidad. Piensa que si acabas de llegar tu nueva vivienda, lo primero que debéis hacer es conoceros, y poco a poco irás marcando tu personalidad en ella.