13 diciembre 2011

Cinco leyendas urbanas sobre las aseguradoras de coches, ¿ciertas o falsas?


Existen infinitas leyendas urbanas en todo el mundo y de todo tipo. Una de las vertientes más extendidas son las que tienen que ver con los coches, quizá debido al desconocimiento de la gente sobre temas mecánicos o, como vamos a ver ahora, los temas relacionados con los seguros de automóviles. Por culpa de estafadores, los seguros de España no son todo lo asequibles que deberían ser. En Ganga.es te desvelamos si es cierto o no lo que más se oye entre los propietarios de coches.

He sufrido un accidente y al no tener pasada la ITV, el seguro no cubre nada. CIERTO. En principio es así porque en la ITV se comprueban los puntos vitales de un automóvil (seguridad activa y pasiva).

Provoqué un accidente en cadena por haber bebido y el seguro no se hace responsable. CIERTO. El seguro no se hace responsable de pagar las indemnizaciones ya que el alcohol está presente en casi un 30% de los accidentes, por lo que ahí está que sea un factor de exclusión.

Las mujeres tienen las pólizas más baratas. FALSO. A partir del 21 de diciembre de 2012 y después de una prohibición del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, las aseguradoras no tendrán en cuenta el sexo para calcular precios.

No pasa nada si la policía me para y no llevo el recibo del pago del seguro vigente. CIERTO. Efectivamente no ocurre ningún problema. Las autoridades comprueban a través de una PDA si el coche está asegurado o no gracias simplemente a los números de la matrícula.

El seguro de mi monovolumen de siete plazas es más caro que uno de cinco. FALSO. Podría ser así en teoría, pero en la práctica ocurre todo lo contrario. Desde las mismas compañías confirman que el número de plazas no es una petición a la hora de contratar una póliza.

Ya lo sabéis. Tenerlo bien claro a la hora de contratar un seguro para vuestro vehículo y no os dejéis engañar. En próximas publicaciones seguiremos tratando estos chismes en relación a otros aspectos como los neumáticos o las sanciones. ¡Estad atentos!