10 enero 2012

Seis leyendas urbanas sobre sanciones de tráfico

Continuamos con nuestra temática del mundo de motor en Ganga.es con otro clásico donde podemos encontrar mitos y leyendas: las sanciones de tráfico. Muchas son difíciles de saber si son ciertas o no debido a cambios políticos en la administración, por lo que os comentamos algunas de las más importantes a tener en cuenta y estar bien actualizados al volante. ¡Cuanto más sepáis más os libraréis de las multas!


Las autopistas con peajes están controladas y vigiladas tanto por la DGT como por la policía. CIERTO. Ambos organismos, Dirección General de Tráfico y Guardia Civil de Tráfico, vigilan estas vías rápidas mediante patrullas, radares, helicópteros y puestos de control.

Los helicópteros de la DGT no multan por sobrepasar la velocidad permitida. FALSO. Se prevé que los Eurocopters de la DGT vayan incorporando una nueva cámara desarrollada por una empresa canadiense capaz de controlar la velocidad de los coches desde una altura de 300 metros, actuando así como radares.

Es imposible que me lleguen multas de otros países. FALSO. Si bien y hasta ahora era así, siempre y cuando sean europeos, pero en breve sí que llegarán ya que se va a crear una base de datos comunitaria de infractores. Las únicas que no se tramitarán serán las de parking.

Existen trucos para evitar dar positivo en un control de alcoholemia. FALSO. No existe ningún método para no dar positivo, por increíbles y lógicos que sean muchos de los rumores que corren por internet o amigos tuyos a los que les haya funcionado.

Puedo negarme a realizar un control de alcoholemia. FALSO. Si te niegas a realizarlo ante la petición de las autoridades y no haces caso pueden retirarte el carné de uno a cuatro años y prisión de entre seis meses y un año.

Los detectores de radares son legales. CIERTO. Los avisadores sí, siempre que no cambie la reforma del Código de Seguridad Vial, porque no interfiere en el funcionamiento de los radares. Lo que no son legales son los inhibidores, que si te pillan con uno de éstos te puede llegar a caer hasta 6.000 euros de multa.